jueves, 7 de junio de 2007

Serendipity


¿Hay algo llamado destino? ¿Ese único hombre que está esperando ahí por nosotros? ¿O hay muchos, uno para cada momento de la vida?
El otro día leí una frase que decía: “El hombre que viene a este mundo pensando que hay una sola mujer para él es probable que nunca la encuentre”.
Yo acabo de volver a ver Serendipity por vez número…. no puedo contarlas….y cada vez me da esperanzas de creer que mi amor está ahí en algún lado esperando que una jugada del destino nos encuentre.
Entonces, ahí están los dos extremos. Y yo no me decido hacia cual inclinarme.
Por un lado, como dejé deslizar en “Lo que fue.. y lo que no”, siempre tuve la íntima, ridícula y hasta inexplicable sensación de que mi gran amor está en Roma. No hay respuestas para ninguna de todas las preguntas que puedan hacerse. No se por qué Roma, ni cuando lo sentí por primera vez, ni por qué es una certeza, y mucho menos por qué si la sensación me perfora hasta los huesos no tomé ya un avión para salir a buscarlo.
Creo que el miedo a que la ilusión se desvanezca hace que yo prefiera aferrarme a ella.
La realidad es que algo dentro de mi desea fervientemente creer que existe esa otra mitad que hace falta para completarnos porque allá lejos y hace tiempo fuimos separados.
Que te suceda eso que dicen, que cuando conocés al amor de tu vida, el tiempo se detiene.
Aunque… ¿si es verdad lo que dice esa frase? ¿Y si por buscar al Sr. Perfecto nos perdemos a todos los Sres. Casi Perfectos que están a al vuelta de la esquina?
Tal vez significa que en nuestro afán de encontrar al único nos volvemos ciegos y dejamos de ver. Aquella mitificación del hombre ideal hace que ninguno realmente pueda hacerse realidad.
Mi viaje a Roma que pensaba hacer este año volvió a cancelarse.
Así que por ahora creo que voy a seguir buscando entre los espléndidos hombres argentinos un amor que pueda empezar siendo momentáneo, y pueda, quizás, quien sabe, con pocas probabilidades, bajas apuestas, y menos expectativa, con el tiempo, convertirse en permanente.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Recien despues de los treinta y pico me di cuenta de que si existe un hombre para cada momento de la vida y no uno para toda la vida...asique tomate tu tiempo porque tal vez lo mejor es encontrarlo tarde para que despues si pueda ser para toda la vida. Segui siendo como sos que asi nunca vas a equivocarte.

Anónimo dijo...

Cuando conoces al amor de tu vida el tiempo verdaderamente se detiene. Viajá a Roma..el instinto es lo único que no nos falla nunca.

Anónimo dijo...

No pude evitar ir al video a alquilar la peli. Me encantó! Soy de las que siguen tratando de encontrar las "señales" que me manda la vida...todavía no sé a dónde me llevan pero me mantiene atenta! Espero otras sugerencias!

S. dijo...

Anónimo 1: gracias! trataré de seguir tu consejo... igual ya estoy entrando en la etapa "tarde".jaja.

Anónimo 2: en cuanto junte unos Euros capaz me animo...

Anónimo 3: me alegro que te haya gustado. Sugerencias? Andá a: Beautiful Endings (acá en mis post), hay muchas. Y otra que me olvidé: Diario de una pasión. Excelente.