martes, 15 de septiembre de 2009

Eterno resplandor...

¿Cómo se hace para olvidar a alguien? Todos tenemos algún amor que nos costó, o nos cuesta, o algún día nos costará, borrarnos de la piel y la memoria. Deseamos como en “Eterno resplandor de una mente sin recuerdos” que exista un método definitivo, que penetre en nuestra mente y elimine uno a uno, cada momento, cada vivencia, cada instante que pasamos juntos. Que lo convierta en la nada misma. Que lo extirpe de nuestra vida de raíz, y deje un vacío que no sepamos de donde proviene pero que no nos duela. A falta de este método, que prueba no ser efectivo, los pobres humanos doloridos intentamos más o menos lo mismo para lograrlo:

- La primera solución y más simple parecería salir con otro. A rey muerto rey puesto dicen. O un clavo se saca con otro. Es mentira: a un clavo se lo saca con una pinza o un martillo, y un rey viene a ostentar un título, pero no se transforma en la misma persona.
- Lo eliminamos de todos los lugares en donde uno puede tener contacto, para no saber nada de su vida: MSN, teléfono, mail, Facebook. Si lo dejamos vivo en algún lugar, es probable que el otro reaparezca con una excusa pelotuda, y no importa si le contestamos o no, está ahí, vivito y coleando. Y también es inevitable ir a ver que es lo poco que uno puede averiguar. La realidad es que mal que nos pese, si todavía no lo olvidamos, es difícil que no dejemos una ventana abierta.
- No vemos amigos en común porque si no es casi inevitable enterarse de qué está haciendo, y si no nos cuentan, nos morimos por preguntar aunque no lo hagamos, con lo cual lo seguimos teniendo presente. Además es como la propiedad transitiva: inevitablemente A nos conduce a B.
- Nos vamos a vivir a otro país, ciudad, pueblo, como si la ausencia física o la distancia nos borrara la memoria. La realidad es que lo que uno lleva dentro viaja con uno. No es una valija que uno puede elegir llevar o no.
- Vamos al psicólogo: que lo único que hace para que nos olvidemos es hacernos hablar de él todo el tiempo para ver por qué mierda no podemos olvidarnos.
- Hablamos con nuestras amigas horas por teléfono para contarles lo que le quisiéramos estar contando a él, o para decirles que no pensamos llamarlo no importa cuanto lo extrañemos, o para recordar cada detalle que pasó y reírnos o llorar, pero tenerlo ahí, por un tiempo más aunque nos neguemos a acercarnos.
- Rompemos y quemamos cartas (hoy borramos mails), que después nos empecinamos en tratar de aprender de memoria para no olvidar que existieron.
- Salimos, salimos, salimos. Con amigas, amigos, citas, desconocidos, compañeros de trabajo, vecinos, amigos de amigos. Nos aturdimos. La realidad dice que aún en cualquier lugar, siempre hay algo que nos hace acodar al otro: una canción, un trago, una conversación, alguien parecido.
- Vamos a una bruja, a hacerle cualquier gualicho, le pedimos a Dios, a la Virgen, a Buda, a Yemanjá, y a todos los que se nos cruzan, que nos ayuden en este difícil camino que se llama superación.


Y cuando nada de todo esto funciona, cuando todo lo que hicimos no logra arrancarlo del alma, cuando sentimos que no podemos seguir viviendo así, atados al pasado, aferrados a un sentimiento unilateral, sólo nos queda el autoconvencimiento. La firme convicción de hacernos creer a nosotros mismos que es parte del pasado, que es un recuerdo borroso, una historia terminada. Lo decimos en voz alta para que no sólo los otros lo escuchen si no que uno lo escuche, y se lo crea. Hasta que alguien lo nombra, hasta que encontrás una foto, o un cd de los dos. O hasta que te pasa algo importante, te comprás una casa, conseguiste un nuevo laburo, fuiste tía y sólo se lo querés contar a él, y te das cuenta que lo que te pasa no es tan lindo porque hay sólo una persona con quien querés compartirlo. Porque nada está completo, porque algo falta. Y él no está, y vos no lo olvidaste.

Oscar Wilde dijo: “un capricho dura más que un gran amor”. ¿Cuánto dura entonces un inmenso amor que hace rato dejó de ser capricho? Para toda la vida.

21 comentarios:

Your_Little_Cupcake dijo...

si sigue tan vivo y nada lo mata quiza sea buena idea dar una vuelta por los lugares comunes a ver si a el le pasa lo mismo.

Amparo dijo...

Son execelenetes las notas! todas me llegan, me identifico muchisimo con ellas!! gracias por tanta genialidad!!

Bel Torres dijo...

aaayy me encantó el post... te juro que me pasó, pero en mi caso la distancia y el tiempo fueron sanando la herida..
suerte!

Diego dijo...

Muy muy bueno...
Igual, a veces, un clavo si saca a otro clavo.
La frase de Wilde, es tal cual.
Saludos!

Anónimo dijo...

Quizás siendo algo más objetivo, comprobando hasta que punto ha llegado nuestra idealización hacia el otro, comparándolo con otras experiencias cuyos sentimientos resultaron ser (sorprendentemente) efímeros... se podría llegar a ver un camino... pero no sé, jjjj... Contribuyendo al tema, frase de W. Allen: "Como quieres que te olvide si cuando comienzo a olvidarte me olvido de olvidarte y comienzo a recordarte"

matilda dijo...

Esa peli es una de mis favoritas, lo deseé tanto pero después me di cuenta de que me pasaría como al personaje de Kirsten Dunst. La etapa capricho ya pasó, hay tiempo y distancia en el medio. Si tuviera la respuesta...
El nombre de la peli viene de alto poema de Alexander Pope sobre la historia de amor de Eloísa y Abelardo.

Julieta Dubovik dijo...

te digo algo, sos una tremenda GENIA.
Un ejemplo a seguir. :)

Vanille dijo...

Esa pelicula me volo la cabeza desde la primera vez que la vi.
Es inevitable que uno piense que seria de nuestras vidas de existir un aparatito que saque de tu cabeza a alguien, pero yo tengo la certeza que actuaria como Jim Carrey. tal vez porque le saco jugo a lo bueno de cada relacion, pero las cosas se dan asi por algo y no me parece justo borrarlo.
Al margen de todo lo que enunciaste, algo he hecho, y coincido plenamente en que "un clavo saca otro clavo" es una terrible mentira.

Vanille dijo...

Desde que vi esa pelicula, me volo la cabeza, es imposible no hacerse los planteos que vos mencionas.
Al margen, he hecho alguna de las cosas que vos enumeraste, pero confio en que eso de que "un clavo saca otro clavo" es una terrible mentira.

, dijo...

Es buenisimo todo lo que escribis!!

MAARUUU dijo...

como te llega todo esto :)

Abi Stumpfs dijo...

WOW! me soerprendiste... es tan real que da mierdo jaja
lástima que no tiene la fórmula para olvidarlo... hubiera sido el escrito perfecto.
un gran abrazo!

Sandru dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sandru dijo...

esto mismo es lo que me esta pasando...estoy en busca de la formula para olvidar... he salido, me he emborraochado, me he obligado a pensar en otras personas...me he ido de la ciudad,...pero él sigue alli! en mi cabeza...ya no se q hacer...acaso es cierto lo q dices? es para toda la vida?? xq tiene q ser tan duro??? neceito pasar de pagina, necesito olvidar...

Forget dijo...

Que fuerte, y que dificil , por no decir imposible es olvidar!

Forget dijo...

Estuve leyendo varios post tuyos y realmente me encanta este blog! Me siento identificada con muchas cosas y eso esta bueno... espero que sigas asi

Camilita dijo...

Tenes razon... yo todavia lo dejo que entre en mi vida porque soy muy masoquista y lo amo :(

"la unica diferencia entre un capricho y una pasión eterna es que el capricho dura un poco mas de tiempo" Eso dijo Oscar Wilde =)
Siempre ame esa frase..

me encanto tu blog ! te sigo:D

Nemeslith dijo...

Siempre dije que si intentas sacar un clavo con otro, se retuercen entre ellos y se lia mas el asunto.

Para mi, el secreto estuvo en no tratar de olvidar, en dejarlo correr, pues el simple hecho de tratar de olvidar, me hacia recordar mas profundamente que era aquello que queria borrar.

fernanskaia dijo...

es casi imposible olvidar, porque el corazón es más potente que la mente y, lamentablemente, esos grandes amores simplemente te quedan pegados al corazón.

me fascina tu blog. saludos!

Isabel dijo...

Tu post me ha hecho llorar...he probado todos esos métodos y no lo consigo...(bueno, el de irme a otra ciudad no)

Anónimo dijo...

Hola,

Me he sentido totalmente identificada contigo, no puedo olvidarle asi que es algo que ya forma parte de mi, el saber que está ahi en mi mente. Le he tenido en el messenger, luego en el facebook, me fuí fuera de mi país, (pero como tu dices, si te vas te llevas todo contigo) el me ha marcado mucho. Un saludo.