miércoles, 19 de diciembre de 2007

No soy yo...tampoco vos

“Estoy saliendo con alguien”. Una frase que de tan común es lapidaria, cuando el alguien es igual a otra.
Me cansé. De ser la amiga, de ser la amante, de ser la que no alcanza, de no llegar a ser ese “alguien”. De intentar algo y nunca lograrlo porque en realidad las luces nunca estuvieron enfocando mi camino.
Hoy me volvió a pasar. Y no tiene que ver con que esa persona te guste mucho, poco, te enamore, te apasione o simplemente te caliente. El punto es que una vez en la vida quiero que me elijan a mí y no a otra. Acá hay algo que falta, y algo que sobra. Hay un error. Una confusión. Una falta de sentido. Algo dicho de más, o algo dicho de menos. Algo que se muestra, algo que no es.
No importa la conversación exacta. Las palabras que quedaron flotando fueron “conocí a alguien”, “estamos bien”, “creo que estamos armando algo lindo”.
Y mi pregunta es: ¿por qué carajo no podés ser feliz conmigo que ya me conocés, con quien siempre estuviste bien, y podés armar algo maravilloso?
Claro que la repetición interminable de la misma situación te lleva indefectiblemente al colapso o al delirio.
Salí. Caminé. Bajo un cielo que se veía azul pero se sentía gris. Caminé sola, cargando la desazón, y la angustia. Con una congoja que me oprimía de la garganta a los pies. Caminé. Hasta que todo se nubló. Las lágrimas pesadas caían como hojas en otoño. Sin pausa. Rodaban y caían, estallando contra un suelo hirviente. Me senté en un banco, donde alrededor todo era verde. Y seguí llorando. Sin contención. Como un dique que está reprimiendo un río hace tiempo, y se va agrietando, en silencio, sin sentir más que pequeños temblores y quejidos, hasta que un día se quiebra y se rompe, dejando el agua seguir su cauce natural. Lloré. Con espasmos, con gemidos, con el cuerpo. Lloré por mí. Por él. Por lo que no fue y lo que es. Por lo que di y lo que guardé. Por lo que soy y lo que no. Lloré por lo que muestro y lo que en realidad es y la puta madre no se ve. Por lo que dije y lo que callé. Lloré por la otra, y las otras que fueron, son y serán. Lloré por esos otros que también lo dijeron, que fueron y que nunca serán. Lloré por la ausencia, por la falta, por la soledad. Más que nada por la soledad. Por los errores que cometí. Por lo que no corregí. Lloré. Lloré por la desolación. Por no haber dicho las cosas que sentía. Lloré por la espera, por el tiempo. Por el amor.
Me enjugué las lágrimas, turbias, densas, espesas. Respiré. Una vez, otra vez. Mil. De a poco los músculos se fueron acomodando, el corazón realentando. Las nubes pasaron. Pero el cielo se seguía viendo gris.
No hay respuestas. Sólo preguntas. Sólo una pregunta: ¿por qué nunca soy yo?
Sí. Dirán: porque no era él. Porque cuando tiene que ser es. Porque ya llegará quien te quiera como te debe querer.
Mientras tanto la misma frase se repite otra vez. Otro hombre, otra mujer. Y por más explicaciones que me den, retumba en mi cabeza una y otra vez: ¿por qué no soy yo? Sólo se me ocurre pensar que es porque tampoco sos vos.

11 comentarios:

fernanskaia dijo...

supongo que la persona que encuentre la respuesta a tu pregunta..... ganaría el premio nobel de la paz

saludos!!

Ginis dijo...

No se porque pasa eso y tampoco tengo una frase de consuelo ante esta situacion pero gracias por la honestidad de tus palabras y es que hace justo dos semana pase algo similar y tambien llore como dices.

muchos saludos

Sophie dijo...

S!!!!! Finalmente encuentro tu blog!!!. Creo que has pasado una vez por uno de los míos y dejaste comentario pero tu link no funcionaba :-(

Bueno, este comentario es off topic del post pero quería agradecerte tu mención al blog PUNTO G y al otro mío de PERFUME DE MUJER.
El tuyo lo estuve leyendo y me encanta, ya te estoy agregando en el blogroll de perdidos en el espacio y en PUNTO G

Besos

fernanskaia dijo...

hola!

pasaba a desearte una hermosa navidad y que este dia sea maravilloso para ti y tu familia

mil besos desde chile

S. dijo...

Fernanskaia: gracias por pasar siempre y por tus comentarios! y principalmente gracias por tus deseos, realmente me sorprendieron y me emocionaron. Te deseo el mejor año para vos y tu familia también.

Ginis: creo que ante la impotencia y la falta de respuestas, las lágrimas son inevitables. Sólo queda pensar que un día seremos el alguien de la frase.

Sophie: Gracias por pasar. Espero que nos sigamos encontrando!

Vanina dijo...

Dios mío...me leés la mente.....
Creo que nunca voy a encontrar la respuesta, pero esa pregunta retumba siempre en mi cabeza...y agrego: por qué con ella si y conmigo no????
Muy bueno tu blog.-
Feliz año!!!!!!!

matilda dijo...

Y te cuento que es pero cuando alguna vez se lo comentás a tu chico del momento, unos días después te sorprende diciendote él está con vos, que te elige, y unos meses después te deja.

Gracias S. por poner en palabras, tan tan bien, como me he sentido.

Connie dijo...

Has convertido mis pensamientos y sentimientos en palabras que yo nunca encuentro. Gracias!...

Anónimo dijo...

No te quejes. Yo tengo 27 años y nunca me eligieron. Ni siquiera para equivocarse.

S. dijo...

Vanina, a todas nos retumba, no? la respuesta creo que es esa: poruqe no es el indicado. Ya serás la mujer de quien tengas que ser. :)

Matilda, gracias! :) dejalo ser. Ya será otro.

Connie, gracias por tu comment. Es mi humilde intención, me alegra cuando lo logro. Espero sigas por aquí.

Anónimo, no me quejo! Elegí a alguien y acosalo hasta que te de bola!! Y así al menos te vas a equivocar vos. :)

Anónimo dijo...

Choli me encanta la mujer en que e convertiste. en el fondo seguis sienfo la misma niña genio de simpre. lo mismo que te paso a vos nos paso a todos en algun momento. pasa algunas veces que al ser elgidos y sentirnos seguros nos asustamos y pensamos que nos estamos perdiendo algo mejor. entonces dejamos a quien nos elijio y bucamos un nuevo camino, pensando que si nos equivocamos el otro nos va a estar esperando.
Pero la mayoria de las veces falla y nos encontramos con resentimiento del otro o lo que es peor el vacio.
Te quiero mucho