lunes, 2 de julio de 2007

Soltera a los 30

Lo peor de tener treinta y pico y estar soltera, no es estar soltera en sí misma.

Convivir con la soltería es algo que elegimos o a lo que nos adaptamos a diario.
Con sus ventajas, que varias veces proclamamos ante nuestras amigas casadas, o las desventajas que lloramos en soledad un sábado por la noche.

Lo peor de esta soltería tardía no son las noches sin compañía en casa
mirando un DVD, sino todos esos compromisos sociales a los que uno tiene que acudir sola, una vez tras otra, para que los demás nos miren, nos envidien o nos compadezcan, reafirmándonos de una manera casi impiadosa que no sólo somos casi la única que esta sin compañía sino que en situaciones como esta parece casi imposible dejar de estarlo.

Casamientos, cumpleaños, bautismos, comidas familiares. Año tras año se van sumando simples eventos que regocijan a los implicados, y nos hacen pasar por una cadena de sentimientos que comienza en el nerviosismo, sigue por la ilusión, la incomodidad, la desesperanza, el aburrimiento y casi siempre culmina con el día siguiente internada en la cama comiendo todo lo que está al alcance de la mano, sintiéndonos más gordas y más patéticas cuando hayamos finalizado.

La realidad es que cuando uno está en los treinta y algo suele estar rodeada de la mayoría de sus amigas y amigos casados, quienes se empeñan en querer conseguirnos una pareja inmediatamente después de estarnos contando por horas sus infortunios matrimoniales. Lo cual no es muy alentador. La vida entonces hace que uno empiece a juntarse menos, porque las parejas casadas se juntan con más parejas casadas, para hablar: ellas mal del marido, de la mucama, de la vida en el country, del colegio, de los trajes que hicieron para el último acto escolar, de las cosas que hacen los hijos: desde el primer balbuceo hasta el último vómito contado con el más íntimo detalle de manera monótona y hartante sobre todo para los que no estamos ni nos interesa el tema; ellos de fútbol, del trabajo, de lo que no aguantan de las mujeres o la última teta que vieron en televisión. Entonces una empieza a desencajar, desde lo que tiene para contar hasta lo que tiene puesto.

Pero inevitablemente debemos seguir acudiendo a las fechas importantes. Ahora, antes que nada, seamos en este punto sinceros. Como el círculo se va cerrando, la mujer soltera va encontrando a su vez menos posibilidades a su alrededor de conocer a alguien después de mil intentos frustrados por citarnos fozosamente con los amigos de nuestros amigos que ya fueron presentados a otras amigas y otras amigas, y termina siendo siempre el mismo porque es el único que queda. A menos que una empiece (como siempre sugieren las psicólogas y las amigas de la casita de sueños que siguen esforzándose por incluirnos en su clan) clases de gimnasia, canto, teatro, otra carrera o cualquier tipo de curso que te haga sociabilizar y “abrir tu círculo”, la tarea de encontrar una pareja parece cada vez más una maratón imposible.
Así que los eventos sociales siempre pueden ser una pequeña puerta abierta para conocer a alguien. No necesariamente a un hombre, sino a alguien también que luego pueda presentarnos a alguien, o más gente con la que simplemente poder compartir algo distinto a charlas familiares y rutinas escolares.

Igualmente cada tipo de evento es distinto. Si es un cumpleaños de alguien que ya es muy amigo, y vamos todos los años, lo más probable es que las posibilidades de conocer a alguien se reduzcan al 2%. Ya sabemos que vamos a encontrarnos con los mismos conocidos y sospechosos de siempre. Y si hubiese alguien nuevo, ya nos lo hubiesen querido presentar. Sabemos de antemano que estaremos en esa situación incómoda de boyar solas por la reunión tratando de entablar conversaciones de paso e insustanciales con unos y con otros, sobre como fue el último año y su vida. Que más de una vez nos encontraremos sentadas solas en un sillón mirando como si nada sucediera, y rogando internamente que alguien venga a rescatarnos. Pero siempre podemos irnos cuando queremos, y la peor situación en una reunión así puede ser estar sola un rato o en un grupo en el que fingimos interés por lo que están charlando, pero en realidad sólo queremos estar acompañadas y no ser el centro de las miradas ajenas bajo el spot de luz con el letrero de neón que diga: sí, acá estoy sola.

Los peores eventos son los casamientos, o mega fiestas del estilo que incluyen mesas, baile y juegos. Y esto va más allá de que pueda o no haber potenciales candidatos. La situación no deja de ser incómoda de principio a fin, porque nunca deja de ser un momento de soledad o parte de un trío patético armado por una pareja de amigos que se compadece de tu situación, y en la que sabemos que estamos de más. En la iglesia estás sola. En la llegada al salón, tratás de llegar un poco más tarde para no estar parada sola como una pelotuda. Cuando te das cuenta que en realidad no hay ni un posible hombre que pueda gustarte, sabés que la noche no sólo esta perdida, sino que va a ser un eterno sufrimiento. Cuando todos salen a bailar te quedas sentada en la mesa con cara de “no me gusta bailar” pero no dejás de mover el pie al ritmo de la música. Y si no estás bailando sola en la pista, mientras unos y otros se agarran de las manos y siempre te sentís un poco abandonada, otro poco fuera de lugar. Igual, no hay momento de mayor ridiculez que cuando a una desactaulizada se le ocurre seguir con la mítica ceremonia de las ligas y te insisten para que vayas al centro del salón, ya sintiéndote totalmente amargada, triste y patética a que te pongan la liga y terminen de sellar y comunicarle hasta al último que no sabía de la fiesta que: sí, tenés treinta y pico y estas soltera. Todo esto queda coronado con la torta de amenazantes anillos, y por supuesto registrado en las miles de fotos que te condenan para siempre con las sentencia definitiva: La última soltera. ¿Por qué al menos no nos dejan quedarnos al margen, escondiditas tras una columna y comiendo canapés? Tengo que reconocer que a los últimos casamientos en los que sabía de antemano que esta iba a ser la situación, ni siquiera fui. Porque uno también puede elegir la situación de estar sola bajo una frazada mirando televisión…pero sin quedar en evidencia.

¡Y ni siquiera quiero entrar en el detalle de la preproducción! Tantos esfuerzos, probadas de ropa, maquillaje, peinados que en lugar de elevarnos la autoestima, al final de la noche, nos ahogan en el lago de Narciso.

El común denominador de cada uno de estos eventos es:
1) una ilusión fugaz nos entusiasma con poder de a poco cambiar nuestra vida y conocer nuevas personas
2) en esta tenue y contenida ilusión siempre vislumbramos la ínfima posibilidad de que también encontremos el amor
3) en la mayoría de las reuniones esta pequeña posibilidad se esfuma apenas cruzamos la puerta
4) cada evento es una pequeña puñalada que hiere nuestra autoestima y seguridad, y anota un nuevo punto en las desventajas de estar soltera
5) siempre nos sentimos incómodas y observadas, envidiadas o compadecidas, pero casi nunca amadas u admiradas
6) y siempre volvemos a casa con una desilusión mayor que con la que partimos

No se si sentimos que la mirada ajena nos juzga, o simplemente le están sacando una radiografía al alma. Seguramente no son ellos, sino nosotras las que nos juzgamos, y los demás sólo se afanan en divertirse. Al fin de cuentas, sólo nosotros nos condenamos. No hay mejor verdugo que uno mismo.

Esta historia es como el huevo o la gallina: si no salimos no vamos a conocer a nadie, pero cuando salimos nos sentimos tan mal que preferimos quedarnos encerradas, y entonces cada vez salimos menos, y tenemos menos posibilidades de conocer a alguien. ¿Cuál es la solución?

No se, pero ahora tengo que dejarlos: ayer tuve un cumpleaños de alguien que no conocía, que prometía música, fiesta y encuentros, pero en la que finalmente todos estaban en pareja, y terminé a las 5 de la madrugada sentada sola en un banco mientras mi amiga bailaba con un niño de 21. Así que estoy preparando torta tibia de chocolate con helado para calmar la angustia post evento. ¿Alguien quiere?

19 comentarios:

Anónimo dijo...

No solo es la descripción de una mujer de treinta y pico que todavía no se casó...también estamos las "recién separadas" que con la misma edad no sólo cargamos con esta "nueva y amarga" soltería. Tenemos el dolor de una pareja que no fue y también debemos soportar la mirada del resto... que nos mira como patéticas fracasadas.

Anónimo dijo...

No todo es tan terrible ser soltero a los 30, ni uno ve a las personas solteras como un bicho raro o una persona enferma.

John Doe dijo...

Bue, muchísimos comentarios.
Primero y ante todo, tanto la soltera como la separada, CHICAS, UN POCO DE AUTOESTIMA Y VALORACIÖN y ME CAGO EN EL RESTO!!!.
Segundo, yendo al tema principal de los eventos. Uno va a divertirse, primero de todo, no a buscar novia para toda la vida. Si se da, mejor, sino, te divertiste igual o te vas.
Ahora, si el evento, a priori es un garrón, hay dos opciones: si es ineludible, se va, se hace acto de presencia y se busca una excusa elegante para huir; si es eludible, listo.
Y por otro lado, hay que ver el lado positivo de la "soltería". Se puede ir y rajar cuando uno quiere sin depender del otro, no hay necesidad de "quedar bien" por el otro, si te agarrás un pedo terrible nadie te putea, si comés como un animal a quien le importa, si vas y picoteas en cada soltera/separada/divorciada/novia/casada que hay, habrá muchos que te estarán envidiando.
Si decís a voz viva, esto es un embole, me la rajo, generarás muchas discusiones en "esas felices parejas" donde uno dirá "viste, es un embole" y el otro "pero tenemos que quedarnos".
Como ven, esto sería eterno.
Y si cuando vuelven, les agarra la angustia (lo digo x la soltera y la separada), la depre o se ven feas y gordas, yo con todo gusto las espero sin problema de horario.
Si vienen las dos juntas, mejor aún.

Anónimo dijo...

SI chicas no hay que desesperar lo bueno de la solteria es la independencia que uno tiene,y hay que aprovecharla mientras dure y si es cierto q cuando uno va a un evento de amigos todos te dicen y para cuando y hablan de sus hijos y no siempre de temas que nos puedan interesar pero lo mejor es tener un grupo de amigas/os solteros con quien compartir esas cosas que con los que estan en parejas no podes compartir ,igual todas las parejas no son asi con algunas podes compartir otras cosas,en fin uno tiene que hacer que esas parejas se adapten tambien a hablar de otras cosas que no sea la vida de pareja e hijos yo por lo menos hago eso con las mias trato de hablar de todo un poco y de hacernos tiempos para hacer cosas de mujeres y tener nuestro espacios solas,de esa manera podes compartir otras cosas

S. dijo...

Anónimo 1: te aseguro que a las separadas las ven mejor, porque no se porque los hombres tienen la idea de que las mujeres solteras de esta edad estamos desesperadas por casar o cazar a alguno, y las separadas quieren divertirse!

Anónimo 2: gracias por el positivimos!

John Doe: no es un problema de autoestima, sólo de incomodidad. Yo no me creo fea, ni tonta ni nada de eso por ser soltera, y esta es una de las desventajas, pero si no viera tantas otras ventajas, ya me hubiese conseguido a alguien hace rato!! Por ahora seguinos esperando porque no estamos desesperadas...

Anónimo 3: me puedo sumar a tu grupo de solteros/as? jaja. A mi ya n me quedan esos grupos porque estan todos casados, solo algunos solteros pululando solos por ahi...

Anónimo dijo...

Hola

yo soy una mujer de 30 años y estoy super feliz con mi vida, soy soltera, tengo una profesion maravillosa, viajo mucho, y ademas disfruto mi tiempo y sobre todo mi libertad, es algo invaliable para mi, en lo personalno me imagino con hijos o un marido o como le quieran llamar, considero que es demasiada responsabilidad y no me interesa nada respecto al matrimonio, estoy super feliz con mi vida,saluditos a todas

Anónimo dijo...

Hola, pppsss me parece muy acertado la descripcion hecha de lo que padecemos las solteras.... es algo muy raro y feo... sientes que te duele tu estomago de angustia .... por que por el momento esta super bien que andes del tingo al tango... pero poco a poco te quedas sola y todos tienen cosas que hacer y tu ???? que te inventas...quedarte tirada en la cama.... queriendo soñar... y a no te puedes dormir :(

MARCHE dijo...

es acertadisima tu descripcion. la verdad la vivi hoy transito despues de mis treinta la convivnecia y extraño cosas de mi solteria es un dilema, y emece a acudir a los evento ya no como la ultima solterona ..recuerdo esas epocas enque me tomaba todo el champagne en soledad ,,lo peor es ir a algun quince de una prima y vos sos la unica d las mayores soltera y te hacen tirarla cintita! conpibitas de quince....odie ese momento realemnte lo odie-...
igual debemos convencernos d eque si elegimos un estado debemos defenderlo .,.

Me llaman Nacha dijo...

yo yo yo quiero torta!!!!!
me cacho soledad, en toditos los puntos que señalaste me reí a carcajadas de mi soltería de más de 30 - 38 para más datos - qué bien lo describís!!! hace años que siento eso del público y yo sola y hace poquito fui a un cumple de 15 años de la hija de una amiga, moría por bailar porque me encanta bailar y pasé la mayor parte de la noche sentada. ni hablar de mis amigos en pareja y yo paradita o sentadita al lado, jajaja. sisisisi, sapo de otro pozo, definitivamente!!!!

Rosdellys dijo...

Hola, tengo 29 pero este año voy a los 30, hace dos años termine una relacion de 8 años y parece que desde ese momento me cayo la mala suerte con respecto al amor!!! no entiendo porq??? de verdad nunca fui una mujer de brincar de una relacion a otra solo tuve ese novio y al dejarme me senti desamparada, muy deprimida y triste y me toco entrar a esta etapa de la soledad en la cual ya llevo dos años, ha sido sumamente dificil ya que como han comentado todas mis amistades estan casadas o con parejas ful serias y yo solaaa, no puedo decir que no he tenido mis relaciones pero nada concreto sino simplemente hombres que le huyen a los compromisos y a la final siempre me quedo sola en mi apartamento llorando y huyendo de asistir a esas fiestas en donde lo normal es que asistas en pareja, para que no te vean como bicho feo!!!, una de las situaciones mas incomodas en la mirada de compasion de las amistades que te ven y te dicen "pobresita, apurate en tener un hijo mira que estas en tus ultimos años y te estas quedando" a veces la sociedad es la que nos hace aun mas dificil soportar esta etapa de solteria, ademas ese susto en el estomago de pensar "sera que este es mi destino estar sola" yo sueño en mi caso con una familia con niños, aunq soy una profesional y gracias a dios vivo bien y me gusta mi trabajo, tambien deseo de corazon esa otra parte de la familia o la pareja con quien planificar, viajar y divertirme en realidad extraño todo eso que antes tenia.
Si existe un grupo al cual unirme y compartieramos experiencias seria agradable.
Gracias Saludos

Anónimo dijo...

Hola, tengo 29 pero este año voy a los 30, hace dos años termine una relacion de 8 años y parece que desde ese momento me cayo la mala suerte con respecto al amor!!! no entiendo porq??? de verdad nunca fui una mujer de brincar de una relacion a otra solo tuve ese novio y al dejarme me senti desamparada, muy deprimida y triste y me toco entrar a esta etapa de la soledad en la cual ya llevo dos años, ha sido sumamente dificil ya que como han comentado todas mis amistades estan casadas o con parejas ful serias y yo solaaa, no puedo decir que no he tenido mis relaciones pero nada concreto sino simplemente hombres que le huyen a los compromisos y a la final siempre me quedo sola en mi apartamento llorando y huyendo de asistir a esas fiestas en donde lo normal es que asistas en pareja, para que no te vean como bicho feo!!!, una de las situaciones mas incomodas en la mirada de compasion de las amistades que te ven y te dicen "pobresita, apurate en tener un hijo mira que estas en tus ultimos años y te estas quedando" a veces la sociedad es la que nos hace aun mas dificil soportar esta etapa de solteria, ademas ese susto en el estomago de pensar "sera que este es mi destino estar sola" yo sueño en mi caso con una familia con niños, aunq soy una profesional y gracias a dios vivo bien y me gusta mi trabajo, tambien deseo de corazon esa otra parte de la familia o la pareja con quien planificar, viajar y divertirme en realidad extraño todo eso que antes tenia.
Por favor si existe un grupo al cual pueda unirme y compartir experiencias seria agradable..
Saludos y Gracias.

Anónimo dijo...

Les escribe un joven de 30 años, como lo oyen tener 30 años no es estar viejo ni nada parecido, es no ser un niño de 18 o 20 años pero igual ya saber varias cosas de la vida.
En mi humilde opinión la mujer llega en mejor estado a esa edad que nosotros, tuve una polola que tenía 13 años más que yo, y ustedes la veìan y parecíamos iguales, un cuerpo muy bonito, en resumen no tenía nada que envidiar a cualquier muchacha veinteañera.
yo no tengo nada contra las mujeres de 20titantos, pero no me puedo hayar con ellas, de que puedo hablar con una niña de 20,
¿de Yingo?, ¿de Hana Montana?, "o Jonas Brothers", que se yo, ojo con las o los que me digan que hay algunas que son super maduras, puede ser cierto, pero no es normal una mujer de 20 años comportàndose como una de 40, ya que se quedarà sin amigas ; por un lado las de su edad se alejarán porque la hayarán una vieja chica y por otro, las de 40 para arriba no querran estar con una niña de la edad de sus hijas que cree saber tanto o màs que ellas.
El resultado de la famosa mujer madura para su edad, es una terrible crisis a los 35 o más años, en que se da cuenta que fue mamá muy joven,el marido tiene ya más de 50 años o cerca de 60, y ya no quiere guerra con nadie. Los hijos son adolescentes y salen a las discos y lo pasan super bien, pero ella no pudo hacer nada de eso o lo hizo muy poco.
Lentamente experimenta una metamorfosis en que a los 15 tenía mentalidad mayor de 30 por lo que ahora, con casi 4 dècadas vuelve a tener 15 mentalmente.
Eso significa emepzar a salir todos los dìas y llegar bien de madrugada, se pone de mal humor, ya no se le puede decir nada!!!
Y lo mas terrible, le empieza a gustar la carne fresca, cabros veinteañeros, que en un principio rechazó; pero ahora los haya atractivos, ágiles, no tienen el mal humor y amurramiento del cóyuge, ni son hediondos ni huelen mal en la mañana como el marido sin pelo en la cabeza, pero lleno de pelos en todo el cuerpo, en especial la narìz que pareciera que tiene un bigote!!!
y algo final que no es poco relevante:

SE LES PARA (sin ayuda de ninguna tontera)

por lo que dejo este plantemiento a todas las mujeres de mi edad soletras( y hombres tb)

júntense con gente de su edad, compórtense como gente de su edad

SE DESPIDE HASTA EL PRÓXIMO COMENTARIO

"CHUFUSH"

Anónimo dijo...

no sabes como me identifico con lo que escribes. Es horrible esta situaciòn, sobre todo la presiòn social. Creo que las cosas podrian ser màs llevaderas si no tuvieramos esta maldita presion social. Hace poco un amigo me dijo "solterona" y la palabra resono en mi cabeza una y otra vez, claro que de "idiota" no lo bajo... pero yo creo que las mujeres se casan por tres razones, por amor, por soledad, o porque quieren ser mantenidas, y yooo me niego a casarme si no es por amor.

Anónimo dijo...

no os preoucupeis que estan acompañadas de los esposos y novios de vuestras amigas

Silvia dijo...

Yo tengo 33 años a veces es la gente la que te hace sentir mal. Yo estoy genial soltera, no tengo que dar explicaciones, viajo incluso a veces sola, me gasto el dinero en lo que quiero...etc pero eso no gusta a los que están casados te ven como una amenaza y en el fondo te envidian porque haces lo que te da la gana. Gracias a dios tengo la suerte de una madre que admira mi actitud, sé lo que quiero en una relación y si no lo encuentro pues no pasa nada pero no voy a aguantar una relación por el qué dirán... yo prefiero probar hasta que dé con la persona adecuada y si por eso me tachan de promiscua pues que le den... eso que me llevo.

Anónimo dijo...

Pos hombre creo k las mujeres de 30 se desesperan muchio. el amor llega a cualquier edad. solo k a la mayoria de hombres nos gustan las tiernitas duritas cero kilometros por estrenar.

Anónimo dijo...

hola acabo de cumplir 30 y tengo una relación desde hace casi seis años con un hombre mucho mayor que yo (30 años mayor) el me apoya mucho económicamente y si lo quiero pero se qu
e no sera nunca para mi. he buscado una pareja pero todos me parecen tan aburridos o pobres o feos y me da tanto miedo terminar sola. me alegro leer este blog pues veo que hay muchas mujeres que viven y comprenden mi soledad.

Anónimo dijo...

Casense carajo.......

www.linasafi.blogspot.com dijo...

Me siento tan identificada...