martes, 17 de julio de 2007

.XLS

Encontrar una pareja no es un hecho azaroso y fortuito. Es un trabajo que lleva implícita tareas, evaluaciones y resultados. Uno no va por la vida enamorándose de cualquiera sin saber previamente datos cuantitativos y cualitativos. Todos esos que arman un perfil o identikit que concuerda con el dibujado al principio de la búsqueda.

La realidad es que uno no sale a la ruta sin una idea preconcebida de lo que desea encontrar. Porque en lugar de ir a ciegas y tientas en un recorrido, tambaleándose, cayendo, lastimándose una y otra vez, descubriendo el terreno, siempre es preferible ir con un mapa, una guía, o por lo menos un destino final hacia donde dirigirnos y que caminos evitar por señal de “Derrumbe”.

En la difícil tarea de encontrar el amor, ese mapa se denomina, “Planilla Excel”. Una lista de requerimientos, características, condiciones, deberes a cumplir por el hombre que pueda ocupar el lugar de pareja. La lista incluye datos físicos, de caracter, tan subjetivos como personales. Quien diga que no tiene una, sólo tómese un momento para pensar que busca de un hombre, que está dispuesta aceptar y que no. Ahí, ya esta la lista.
  • Que no fume
  • Que tenga entre 30 y 40… 25 y 30 mejor (siempre hay que dejar algúnos márgenes más amplios porque cuanto más restrictiva sea la búsqueda menos resultados arroja)
  • Que sea bueno, inteligente
  • Divertido pero serio, sociable pero callado, cariñoso pero no pegajoso, romántico pero no cursi (siempre hay contradicciones, se llama “naturaleza femenina”, o simplemente, “todo es bueno en su justa medida”)
  • Fiel (uno pide, de ahí a que se cumpla..)
  • Morocho, de ojos marrones, buenmozo
  • Flaco (sí, suena discriminativo... haciendo gala de mi sinceridad, tengo problemas con el sobrepeso. No pido al hombre todo marcado... sólo normal).

La lista obviamente no termina acá, es mucho más extensa, si no no seguiría en la búsqueda. Y cuanto más tiempo uno se toma, más larga se hace.

Como claramente siempre buscamos el mismo tipo de hombre, esto termina convirtiéndose en un patrón. Evidentemente ese patrón no es siempre el correcto, porque esta planilla también tiene una columna de celdas ocultas. Preferimos hacernos los tontos, seleccionamos, botón derecho, ocultar. Ahí está todo lo que no buscamos, pero viene incluido en el combo. En mi caso personal son hombres egoístas, descomprometidos, histéricos, workaholic. No les voy a contar todo… hay más.

Ahora, al llegar al momento de los resultados, por lo menos yo, puedo ver que esta planilla no me sirvió de nada. Y no porque no sea eso lo que quiero, creo que al revés, en lugar de enfocarme en la lista positiva, sigo priorizando de manera inconsciente lo que se supone que quiero evitar. Parece que el problema es que las características ocultas, son las que primero nos atraen u olfateamos, como un perro de caza.

Quisiera encontrar la manera de deshacerme de esta planilla. Porque es la manera de hacer que el amor vuelva a ser una mágica sensación inexplicable. Ese sentimiento basado en “no se que”. Sería una buena manera de conocer sin preconceptos, sin filtros previos, sin red de seguridad. Porque finalmente el amor no es seguro, y ahí, sólo ahí, es mejor andar a ciegas, tanteando y conociendo, siguiendo los instintos, sin razón, ni razones. Dejando espacio para que el amor todavía nos sorprenda, y arroje finalmente, un resultado inesperado.

5 comentarios:

Tinta digital dijo...

Cumplo con los requisitos!!!!
(sobre todo porque dejaste "que no esté casado" fuera de la lista)
Beso y feliz día, amiguita

John Doe dijo...

Me quedo tranquilo.
No cumplo con tus requisitos.

AB dijo...

Creo que "cumplir con los requisitos", no es indispensable para poder entrar en la vida de una persona. Son un primer filtro, pero uno nunca sabe de quién se va a terminar enamorando, y hasta en muchos casos, tampoco sabe el porque se enamora.
Muchas veces, los que cumplen todos los requisitos, terminan siendo solo amigos. Esto me lleva a una pregunta: ¿existe la amistad entre el hombre y la mujer? o existe un amor que nunca fue?
Abrazos

juani dijo...

Mmmm... demasiado xls. El amor de tu vida ni se muere ni se casa.

juani dijo...

Y otro comentario: un poco de flexibilidá,che. Mirá si es morocho, pero tiene ojos verdes. ¿Queda arafue?